domingo, 9 de octubre de 2011

Para guardar hilos de bordar

Hace unos años, unos amigos me obsequiaron un frasco de vidrio delgado que se había utilizado originalmente como envase para guardar bombones, pero que ellos me sugirieron que podía usar para guardar mis hilos de bordar y así exhibirlos.

Eso ocurrió hace unos 15 años y desde entonces exhibía mis hilos con orgullo. Hasta el verano pasado. El frasco se rompió mientras movíamos muebles de un lugar a otro.

Como me gustaba eso de que se vieran los colores de los hilos, y tenía un par de velas sin usar, las prendí y coloqué los hilos en los frascos vacíos. Hasta la semana pasada.

Otro accidente provocó que el nuevo receptáculo cayera al piso y otra vez los hilos quedaran sin exposición.

Como insisto en que es más bonito exhibir los hilos que tenerlos guardados donde nadie los vea, opté por un envase de plástico. Ya sé que no es igual de delicado que los otros, pero espero que me permita exhibir los hilos y que resista las caídas.

Hilos de bordar
Me gusta lo caótico del arreglo

2 comentarios:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.